Cabecera

Cabecera

14 enero 2006

Sobre la utilización de la pulpa de manzana como materia prima en la fabricación de carbón activo

El carbón activo es un material muy empleado en diversos sectores de la industria por sus excelentes propiedades para la adsorción de líquidos y gases.

Sus aplicaciones son tan variadas como lo son las materias primas que se emplean en su fabricación: carbón mineral, madera, huesos de frutas, cáscaras de frutos, etc.

Un equipo de investigación formado por personal del Instituto Nacional del Carbón del CSIC y de otro instituto suizo han desarrollado un procedimiento industrial para utilizar la pulpa de la manzana como precursor.

La pulpa de manzana es un residuo de los procesos de fabricación de sidra y zumo de manzana. Este nuevo procedimiento supondría su puesta en valor y la reducción de los residuos generados al fabricar sidra y zumo de manzana.

El proceso es, además, menos agresivo con el medioambiente y más sencillo que los empleados en la actualidad al utilizarse vapor de agua como agente activante en lugar de agentes químicos.

El producto obtenido tiene unas propiedades físicas muy interesantes para su empleo en la fabricación de supercondensadores, componente muy importante en los vehículos eléctricos, y campo de aplicación que se espera que sea muy importante en un futuro próximo.

El Instituto está buscando socios industriales entre los sectores generadores de pulpa y los productores de carbón activado.

No hay comentarios: