Cabecera

Cabecera

05 mayo 2013

Visitando el Spoorwegmuseum de Utrecht

Firma de Juanjo Reina
 En Utrecht se encuentra el Museo del Ferrocacrril de los Paises Bajos o “Nederlands Spoorwegmuseum
Fachada del Spoorwegmuseum
Si llegamos al museo a pie empezaremos la visita por la antigua estación de Maliebaan. Recientemente restaurada tiene todo el sabor de una estación del siglo XIX, las taquillas, consignas, restaurate, sala de espera, incluso los cuartos de baño parecen de época.

En el andén el mobiliario y los negocios están acordes con el año de inauguración 1878. Los trenes estacionados son más recientes:
Automotor
Automotor
Tren de la reina
Interior del tren en el que viaja la reina Juliana
Junto a los andenes históricos se encuentran los de la actual estación de Utrecht Maliebaan, a la que llega cada hora un tren procedente de la estación central de Utrecht. Esta es otra manera de llegar al museo. Se echa de menos que el servicio no lo cubra un tren histórico, en su lugar se emplea un tren último modelo.
Cruzamos las vías por el paso a nivel y llegamos a la parte moderna del museo…
Paso a nivel
… que es una inmensa nave que acoge locomotoras, vagones, escenas ferroviarias de distintas épocas…
Vista del espacio principal.

SG1L7288
En una de las salas se reunen pequeños objetos relacionados con el ferrocarril…
Sala de objetos
alguno realmente curioso…
Costa Brava Expres
 Otra sala está dedicada al Orient Express, como ejemplo más significativo de los viajes de ensueño.
En otra, al más puro estilo de las atracciones de feria, recorremos en un trenecito un laberinto oscuro de talleres en los que se reparan los trenes durante la noche para que estén listos para el servicio el día siguiente:

Video de youtube
En una sala que recibe el nombre “El gran descubrimiento” nos sumergimos en los origenes del ferrocarril en Inglaterra y en los Paises Bajos, paseando por los túneles de minas, talleres, incluso por la primera estación que hubo en Amsterdam.
SG1L7325
 En el exterior hay más material y un parque infantil para que los más pequeños se desahoguen.
Depósito de agua
Caseta elevada
Señales
Para reponer fuerzas y asimilar todas las experiencia vividas durante la visita podemos hacer una parada en la cafetería.
SG1L7296
Si el tiempo acompaña podemos tomarnos el refrigerio en la terraza, y si no lo hace, no olvides que estamos en los Paises Bajos, lo haremos dentro. Para el que viene de un pais más soleado es más interesante hacerlo dentro respirando el olor a grasa y ferrocarril.
Hay una tienda bien surtida donde comprar recuerdos.
Datos prácticos:
El viaje en tren desde Amsterdan CS y Utrecht Maliebaan (misma puerta del museo) dura 50 minutos y en marzo de 2013 costaba 8,20 €. La entrada al museo 16€
Más información práctica en la web del museo.
Cerca de este museo queda el Observatorio Astronómico Sonnenborgh  y el Universiteits Museum. Merece la pena empezar por el museo del ferrocarril, seguir por el observatorio para acabar la tarde en el de la Universidad. Es un paseo agradable que puede hacerse a pie.
Resumen:
Si te gustan los trenes no te lo puedes perder.
Si te gustan la ciencia, la tecnología o los museos, tampoco.
Hay más fotos en este album.
Juanjo Reina

No hay comentarios: